TENTE

TENTE, UN GRAN NOMBRE EN JUEGOS DE CONSTRUCCIÓN.
Exin, Borrás, Hasbro, Colecciones y Modelos de sus series Astro, Ruta, Mar, Oceanis, Aire, Scorpion, Cosmic, Roblock, Titanium, Alfa, Combi, Variant, Pocket, Mini y Micro.

domingo, 4 de enero de 2015

TENTE Astro 0660.
La joya estratosférica.


TENTE Astro 0660. Stratojet. Exin. 1983.

Este modelo es, en mi opinión como amante a la ciencia ficción y la astronáutica, el más logrado de la serie Astro y de una amplísima parte del conjunto de series, por su atractivo y su economía de piezas (44 en total más el piloto).



Además de por su estructura en sí, parte de su éxito lo debe a la combinación de colores que se eligió para él. De hecho, aun resultando muy atractivo también reproducido en otros colores, no llega a la altura del original.



Un pequeño detalle que me llamó la atención grandemente es la leve y poco habitual inclinación que presenta al posarlo sobre un plano horizontal, en posición de aterrizaje. Esta la consigue debido a que las patas traseras están instaladas un tercio de módulo de altura por encima de la delantera; es decir, que tienen la diferencia de altura de una pieza que denominamos comúnmente placa. De esta forma siempre da la impresión de estar preparada para el despegue.



Tan añorado durante décadas, para mí supuso una gran alegría conseguir este ejemplar, trayendo consigo también el modelo Astronave y torre de lanzamiento, de 1980 [ver].



Al igual que el modelo citado, casi todas las piezas de Stratojet son específicas originarias de la serie Astro. De ellas se exceptúan las puntas de los cilindros, que surgieron en el catálogo de 1981 como cabeza de misil de la serie Scorpion.



El timón vertical de su cola es compartido a partir de su mismo año (1983) por el modelo 0745 (Biorrastreador), en el que 4 unidades azules componen un conjunto de dos alas. Este modelo forma parte de la serie Motor por el sencillo hecho de tener un pequeño vibrador eléctrico que le confiere movimiento, aunque puede considerarse un modelo de la serie Astro motorizado. Curiosamente, Stratojet aparece en el catálogo de 1983 sin dicha pieza vertical. Dado que presenta la placa de base de la cola larga hacia atrás, lo más probable es que se deba a un defecto en la construcción del ejemplar que se usó como muestra. En el catálogo de 1984 ya aparece completo. Si esta hipótesis es correcta, dicha pieza casi en forma de escuadra se puede considerar creada a partir del modelo que ocupa este artículo.



viernes, 12 de diciembre de 2014

TENTE Astro 0721.
Empieza la cuenta atrás.


10

9

8

7

6

5

4

3

2

1

¡ DESPEGUE !


TENTE Astro 0721. Astronave y Torre de lanzamiento. Exin. 1980.

¿Cuántos cientos de veces esta secuencia habrá hecho despegar la fantasía de un niño de los años 70 y 80?

¿A cuántos adultos que fueron niños en aquella época les sigue arrancando de la superficie de este planeta?



Astronave y torre de lanzamiento es un modelo alimentado por la carrera espacial de la Guerra Fría y la consiguiente llegada del hombre a la Luna. Vió la luz en el catálogo de 1980, comenzando la década que marcó hondamente a los que entonces éramos niños en España, con juguetes míticos tanto de los creadores de TENTE (Exin) como de otros famosos jugueteros del país; entre ellos el siguiente y hasta ahora último fabricante del juguete (Borrás).



A pesar de mi edad, su aterrizaje en mis manos supuso un alegre hito en mi historia con este juego, cumpliéndose así uno de mis mayores y más viejos anhelos en cuanto a lo que al mismo respecta. Un punto y a parte en mi búsqueda y persecución de modelos.



Con su relativa economía de piezas, alcanza un nivel de diseño deslumbrante. A pesar de que a ningún aficionado a TENTE le llamen especialmente la atención ninguna por resultarles todas familiares, la mayoría de ellas son de mayor o menor grado de específicidad. Unas de la propia serie y otras originarias de otras, pero que se adecúan perfectamente a esta construcción.



Las piezas propias de la serie Astro son concretamente los cilindros y los cables flexibles del cuerpo de la astronave, la antena de su extremo superior, sus toberas y las patas tanto de la propia nave como las que conforman la torre de lanzamiento; y las que quizá se pueden considerar más específicas de la serie en este modelo; las cabinas del vehículo y el panel solar de células fotovoltaicas. Esta última pieza por desgracia no está presente en mi ejemplar, pero puede verse en las imágenes de otros modelos mostrados en este blog, como Araña lunar y Centro móvil de control [ver], además de varios del set Los vehículos de las galaxias [ver].



Las piezas específicas que provienen de otras series son los depósitos de combustible rojos de la nave, tomados de la serie Ruta; las placas planas texturadas de la pasarela de la torre y, por supuesto, las antenas parabólicas y la grúa (ausente también en el ejemplar de la muestra), tomadas las tres de la serie Mar.



Evidentemente, los astronautas no han sido tenidos en cuenta en el análisis por resultar de procedencia obvia.



Como puede comprobarse en multitud de modelos de TENTE, muchas de las piezas que nacieron expresamente para series concretas terminaron en poco tiempo formando parte de lo que puede llamarse el surtido básico del juguete.



martes, 2 de diciembre de 2014

Roblock 0782.
Fuerza mitológica.


TENTE Roblock 0782. Hércules. Exin. 1986.

Por la festividad de los Reyes Magos de 2014 llegó a mis manos otro de mis anhelados Roblocks de la infancia: el deslumbrante Hércules. Este modelo aprovecha las alas de la serie Astro y la cabina de la serie Aire para transformarse en un atractivo avión amarillo. Tratándose de un avión y de un juguete español, resulta fácil pensar que el nombre le viene por uno de los modelos nacionales más conocidos: el avión militar de transporte Hércules, De cualquier forma, su parecido se limita únicamente al tipo de vehículo y su nombre, dado que el avión real es un cuatrimotor de hélice de color militar con un fuselaje cilíndrico de gran diámetro y unas alas de longitud considerable.



Este ejemplar me llegó con manual de construcción y caja. El primero está suficientemente cuidado en comparación con la segunda, que está en bastante mal estado. En cuanto a las 216 piezas de que consta, trajo tres sobrantes que no pertenecen al modelo y algunas escasas ausencias repuestas satisfactoriamente en su amplísima mayoría tomando las necesarias de entre las huérfanas de mi haber. Así, el modelo está íntegro, con un defecto común a casi todas las cabinas Aire que han recibido el disfrute de un niño: la rotura de alguna de las patillas de su bisagra.



Todas las alas de este modelo resultan llamativas por su escasez en color amarillo en cualquiera de las líneas, ya que las grandes de los brazos abundan en color azul en los modelos Astro y las pequeñas de la cola son muy comunes en color rojo tanto en la serie Aire como en la serie Cosmic.



Los cilindros que hacen de turbinas en la parte superior del fuselaje tampoco son del color más frecuente, aunque el amarillo en ellos ha sido bastante más utilizado que en las alas. Por regla general pueden encontrarse en color rojo en multitud de modelos y series, seguidos de los blancos. Tanto los amarillos como los grises son poco habituales; los azules y los negros, escasos; y queda un único ejemplo de cilindro en color verde en un modelo de la serie Pocket de 1989.



Además de su color general, de este modelo siempre me gustó el detalle de que en la cabina no hubiese más que un tripulante y el espacio que generalmente es ocupado por un segundo asiento se utilice en Hércules para un gran ordenador. A pesar de que es un elemento que me parece más oportuno en modelos de corte científico que militar, ayudan sutilmente a romper en este modelo su estructura necesariamente simétrica.



Me sorprendió el aspecto demasiado rectilíneo, paralelepípedo de sus patas y torso en modo robot. Sin duda, la armonía estética de su estructura la salvan sus brazos asimétricos y las alas y cañones que porta en ellos.



La estructura de este Roblock limita la movilidad de sus brazos, llamando de ellos la atención especialmente la articulación que presenta en el derecho, que, a modo de codo extra, le permite bajar más el extremo del mismo de lo que podría hacerlo sin ella.



En cambio, en modo avión su armonía tiene una belleza innegable.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Roblock 0793.
Un steampunk precoz.


TENTE Roblock 0793. Betatron. Exin. 1986.

Junto al pequeño vehículo Explorión de la serie Titanium [ver], por mi cumpleaños de 2013 llegó este transformable de la mano de mi núcleo familiar más cercano; todo un clásico dentro de la serie Roblock, Este no es un modelo por el que sienta una especial devoción. Desde que lo conocí, allá en el año de su edición gracias a un vecino del barrio, me pareció un modelo bastante feo.



En especial destaco la inestabilidad que le confiere la colocación de las bisagras de sus tobillos, que lo convierten en un modelo de complicada jugabilidad y nada recomendable exposición en modo robot.

Betatron es un modelo que se transforma en un vehículo más antiguo que el automóvil, mientras que la mayoría de los modelos de la serie suelen transformarse en vehículos tan futuristas como se le presupone al robot; o, cuando menos, en un vehículo más o menos contemporáneo a nuestra época. Betatron se transforma en una suerte de locomotora a vapor, de forma que se convierte involuntariamente en un modelo que coquetea con conceptos del estilo steampunk.



Al igual que el Roblock Persus [ver], Betatrón tiene, en modo vehículo, los tetones de las piezas en la cara superior y los pequeños vástagos, en la inferior, y al desplegarse como robot, quedan en su dorso los primeros y en su parte ventral, los segundos. Aunque los tetones se han ocultado en su inmensa mayoría con placas lisas y otras piezas decorativas, sus vástagos inferiores quedan a la vista, y esto también le hace bien a este modelo, dándole un aire poco refinado un tanto industrial.



De sus 207 piezas originales, mi ejemplar carece de una placa lisa gruesa con vierteaguas de color negro, dos de las antenas rojas que hacen la idea de vielas en los laterales de la zona de las ruedas, algunas de las propias ruedas han sido sustituidas por ruedas modelo Ruta pequeñas de la década de los 70, que quedan en la cara interior de las piernas y no llegan a rodar en el suelo como deberían pero hacen funcionales las restantes del modelo. Algunas otras piezas han sido repuestas por equivalentes de color impropio, como un par de cavestrantes rojos en sus patas, que deberían ser negros, una cúpula gris en su espalda, que debería ser roja y una bisagra azul en su tobillo izquierdo. Otras ausencias más las suplí sin problemas tomándolas de mi haber de piezas huérfanas de lotes variados, aunque una de ellas presenta una variación en su diseño, rompiendo la simetría que debería mantenerse en dicha pieza. Se trata del medio cilindro del muslo, que parecen ser de distinto fabricante, ya que uno tiene bordes en su anclaje hembra y el otro, de diseño original, no.



En cuanto a los adhesivos, también este ejemplar tiene algunos de ellos en lugares distintos a la propuesta de sus diseñadores. Resulta especialmente llamativo el fuego de la "nariz" del robot, que estaba originalmente previsto en las baldosas planas de la portezuela de su vientre, a modo de alegoría de la caldera de la locomotora; pero no he intentado cambiarla de sitio debido al riesgo de estropearla que supone por su antigüedad..



miércoles, 25 de junio de 2014

ExpoTENTE 2014.


Cartel de ExpoTENTE 2014.

¡Abre sus puertas la tercera exposición conjunta de aficionados a TENTE!

Celebrada de nuevo en Pozuelo de Alarcón (Comunidad Autónoma de Madrid, España), en el Centro Cultural sito en la plaza Padre Vallet.

ExpoTENTE será visitable desde el día 1 de julio hasta el día 18 del mismo mes.


Información de actividades de ExpoTENTE 2014.

Más información en la web de los organizadores: www.tenteros.es



sábado, 10 de mayo de 2014

Ranger Interceptor.
Sin agallas no hay gloria.


Interceptor inspirado en el de la serie de animación La Patrulla Galáctica (Galaxy Rangers).
Cosmic. Construcción virtual del 25 de febrero de 2013.


Sin agallas no hay gloria.

En algún lugar, en el futuro,
muy lejos de aquí
espera el reto
en la última frontera.

Cabalgan por aquellos mundos
de peligros desconocidos.
Son los Patrulleros Galácticos,
héroes en el cielo.

Sin agallas no hay gloria,
sin dolor no hay victoria.
Uno para todos, todos para uno,
cabalgando al límite.

Sin agallas no hay gloria.
Nos estamos preparando,
Estamos listos para demostrarlo de nuevo.
Sin agallas no hay gloria.


(Traducción libre de la canción "No guts, no glory", introducción de la serie de dibujos animados. Cosmic.)




Vídeo de entrada de La Patrulla Galáctica (Galaxy Rangers)
serie de dibujos animados de 1986.
(En esta entrada la canción no aparece completa)


Hace décadas que, como tantas otras, me gustan las naves espaciales de la serie de dibujos animados La Patrulla Galáctica (originalmente titulada Galaxy Rangers); y hace años que tenía en mente la intención de construir alguna adaptación de ellas o, al menos, alguna de ellas. Aunque sus formas no son especialmente complejas, siempre me pareció una tarea casi imposible, pero no fue hasta ponerme a trabajar efectivamente en la adaptación citada que resolviera los problemas que iba encontrando uno tras otro.



Lo más llamativo de esta construcción es la inclinación de las alas, para la que he aprovechado la principal característica de las piezas de chimenea de barco, que son las que las anclan a la estructura principal.



Para la cabina he aprovechado el parabrisas de las naves Titanium, articulándolo con una bisagra sujeta en los tetones que tiene en la parte superior posterior.



Para colocar el propulsor inferior me hizo falta conseguir que asomaran cuatro tetones por la parte inferior mediante un pequeño entramado interior que no sigue el estilo de construcción sencilla de los modelos originales de Tente, aunque el resultado no resulta descabellado.




Podría haber evitado dejar a la vista en la parte superior del fuselaje los inconfundibles tetones del juguete y darle a la nave un acabado más pulido; pero preferí no hacerlo para que no perdiera el carácter propio de Tente.


Interceptor en ruta hiperespacial.


domingo, 4 de mayo de 2014

Interceptor Colonial.
Patrulla contra corrupción y piratería.


Interceptor Colonial.
Cosmic. Febrero de 2013.

Se trata de una pequeña nave monoplaza de patrulla en las cercanías de estaciones espaciales y bases planetarias para impedir o escoltar la aproximación y el atraque no autorizado, impedir la huida de ladrones, piratas y estafadores, y cualquier labor afín que requiera el uso de velocidad y potencia de fuego dentro de los límites de un sistema planetario con colonias humanas.



La nave tiene alas cortas, un par de potentes propulsores y cuatro cañones de armamento de configuración variable. Además, las dos estructuras longitudinales delanteras permiten la instalación ocasional de otras armas y equipos de cualquier tipo según sea el cometido específico de la nave o las circunstancias en que da servicio.

Está basada casi íntegramente en las instrucciones de montaje que dibujé en julio de 1993 de un modelo que hice entonces y que bauticé como Nave Solitaria 45. En la recreación actual he prescindido de la antena que aparece en las instrucciones porque realmente no le queda bien al modelo. También están ausentes los dos cables flexibles que van del cuerpo central a cada uno de los laterales de los propulsores por cuestiones técnicas del programa de construcción en 3D virtuales. Lo que sí he puesto son sus extremos redondos con tetón en cada uno de sus lugares correspondientes.



Manual de montaje casero de la Nave Solitaria 45.
Cosmic. 20 de julio de 1993.

La economía de tiempo, la mayor claridad en el dibujo y el limitado surtido de piezas hicieron que en su día este manual quedara tal cual lo presento, como un boceto rápido sin color alguno.

En aquel momento no pensaba siquiera en ampliar mi colección porque "me estaba haciendo mayor, porque estaba a otra cosa y porque no estaría bien visto", además de que era un juego caro y me daba la impresión de que empezaba a escasear en las papelerías y jugueterías (muchos años más tarde me informé de que Exin había dejado de fabricar en 1992). El hecho de que mi poder adquisitivo se independizara de mis padres y el deshacerme de una vergüenza que me restaba felicidad me permitieron cambiar de idea y hoy me alegra contar que puedo construir este modelo en dos combinaciones de color al mismo tiempo; ambas más agradables que la original.


Interceptor Colonial Avanzado, a modo de hipotético modelo mejorado del anterior. En él todo lo marrón es marrón Titanium.

Sus soportes delanteros son de distinto color porque me gusta construir virtualmente contando únicamente con las piezas que tengo físicamente para poder reproducir los modelos en la realidad, y de esa pieza solo tengo cuatro unidades: dos blancas (las de la primera combinación de color), una roja y una marrón Titanium.